La Era Solari: Parte I (Capítulo III)

 en Real Madrid Castilla, Cajón de Sastre, Historia, Publicaciones

 

HISTORIA RECIENTE DEL REAL MADRID CASTILLA

ÍNDICE:

Prólogo

Capítulo I: LLEGA ZIDANE PARA NO PERDER LA ILUSIÓN

Capítulo II: EL CASTILLA VUELVE A SER CAMPEÓN DE GRUPO CON RAMIS Y ZIDANE

Capítulo III: LA ERA SOLARI: PARTE I

Capítulo IV: LA ERA SOLARI: PARTE II

Capítulo V: REGRESO A LOS PLAYOFFS CON SANTIAGO SOLARI Y MANOLO DÍAZ

 

 

 

CAPÍTULO III:

LA ERA SOLARI: PARTE I

(TEMPORADA 2016/2017)

Tras el complicado cierre de la temporada, y como ya se introdujo en el capítulo anterior, el Director de la Cantera, Víctor Fernández decidió no renovar a Luis Miguel Ramis, el técnico del Castilla a finales de la pasada campaña, quedando su puesto vacante. La solución decidida por el Real Madrid fue jerárquica, ascender al entrenador inmediatamente inferior en el organigrama, que no era otro que Santiago Solari, técnico del Juvenil A. El argentino fue entrenador durante la temporada anterior tanto del Juvenil B (ocupando el puesto dejado por Rubén de la Red al firmar por el Getafe B) como del Juvenil A, tras la promoción de Luis Miguel Ramis al Castilla. Cuatro temporadas necesitó el nuevo técnico para llegar a la cúspide formativa de La Fábrica. A su lado, como segundo entrenador estuvo Santiago Sánchez. También sonó el propio Roberto Carlos que se incorporó al Real Madrid el pasado mes de enero (52) para un puesto relacionado con el apoyo al tutelaje de jugadores. 

En la imagen: Víctor Fernández -director de cantera- y Santiago Solari saludan a la plantilla del Castilla en la primera sesión de entrenamientos. (De izquierda a derecha) Fran Pérez Ganfornina, Jaime Sánchez, Sergio Díaz, José León, Luismi Quezada y Sergio Reguilón (53).

Como suele suceder temporada tras temporada en los equipos filiales, el Castilla tuvo que recomponer sus filas ante las múltiples salidas que se produjeron y que buscaron su acomodo fuera de la Ciudad Real Madrid. Fue el caso de Borja Mayoral (Wolfsburgo), Sergio Reguilón (UD Logroñés), Álvaro Jiménez (Getafe CF), Alfonso Herrero (Real Oviedo B), Fran Rodríguez (Real Zaragoza), Jaime Sánchez (CE Sabadell), Héctor Martínez (CD Guijuelo), José León (Cultural y Deportiva Leonesa), Lucas Torró (Real Oviedo B), Fran Pérez Ganfornina (Extremadura UD), José Carlos Lazo (Villarreal B), Jordan Gaspar (CE Sabadell) o hasta el propio caso de Martin Ødegaard, que como Borja Sánchez, dejaría La Fábrica a mitad de curso. 

Además, Zinedine Zidane decidió ascender a Mariano Díaz a la primera plantilla así como a Marcos Llorente aunque finalmente éste saliera en calidad de cedido al Deportivo Alavés. La gran incógnita del verano se situó sobre la portería del Castilla, pues Carlos Abad parecía que iba a regresar al equipo tinerfeño -se encontraba cedido-, sin embargo, finalmente se decidió su continuidad durante una temporada más en la que compartió portería con el juvenil Luca Zidane y con Álex Craninx. Además, la Real Federación Española de Fútbol anunció que las convocatorias en la categoría de bronce dejarían de encontrarse limitadas a 16 jugadores permitiéndose hasta 18 futbolistas (54). Una gran noticia de cara a la continuidad de la plantilla, y que supuso como primera medida, la mejora de los propios banquillos del Estadio Alfredo di Stéfano.

Pero si algo caracterizó ese curso, fue la inversión del Real Madrid en talento internacional. El Club blanco manteniendo su apuesta por la política reciente de captación y desarrollo del talento, encontró uno de sus máximos apogeos en esta temporada, fruto siempre del gran conocimiento futbolístico de Juni Calafat (55) como máximo representante del Departamento de Captación Internacional. Santiago Solari, entendió a la perfección su función como canalizador del desarrollo y se preocupó en gran medida por inculcar y transmitir conocimientos cara al desarrollo formativo. Las grandes promesas internacionales que el Club fichó, fueron Fede Valverde y Sergio Díaz, uruguayo y paraguayo respectivamente. Se unirían a los fichajes de los delanteros Víctor Campuzano (RCD Espanyol, recién terminada la edad juvenil) y Nikolaos Vergos -cesión, Olympiakos-, Francisco Tena (Sevilla Atlético) y Mario Hermoso que regresaba de una cesión en el Real Valladolid, tras militar en el Real Madrid C dos temporadas atrás. Además del ya mencionado Luca Zidane, ascendieron los juveniles Javi Sánchez, Achraf Hakimi, Álex Salto, Mario Rodríguez, Liangming Lin, Jaime Seoane y Borja Sánchez. Quién no llegaría a la entidad blanca, fue el noruego Ulrik Jenssen (defensa central) a pesar de que su fichaje fue anunciado a bombo y platillo por prácticamente todos los medios que daban cobertura al filial.

Además, fueron elegidos para disputar la UEFA Youth League en su condición de jugadores sub-20 los siguientes tres jugadores: Álex Salto, Mario Rodríguez y Jaime Seoane.

La pretemporada no fue demasiado buena en cuanto a resultados, la misma arrancó con una victoria a domicilio ante la Gimnástica Segoviana CF (1-3), rival habitual. Miguel García ‘Garci’ y Javi Muñoz con un doblete pusieron los goles en un partido en el que debutaría uno de los jugadores con los que más ‘feeling’ tendría Santiago Solari en el futuro: Álvaro Fidalgo, y que conocía de años anteriores. Aunque el asturiano no jugaría en el Castilla dicha campaña al recalar como cedido en el CF Rayo Majadahonda.

En la imagen: Cristian Cedrés, Mario Rodríguez, Álvaro Fidalgo y Miguel García ‘Garci’ abrazan a Javi Muñoz (de espaldas) en el Estadio Municipal de la Albuera (Segovia) (56).

El resto de resultados, sin embargo, no fueron buenos. El primer rival fue un CD Leganés de Primera División que visitó el Alfredo di Stéfano (0-1), y a pesar de la diferencia de categoría, sufrió para ganar a los blancos. Víctor Díaz hizo el único gol del partido, en el que participaron varios juveniles como Manu Hernando o Martín Calderón. Posteriormente el Castilla visitó El Alcoraz cayendo ante la SD Huesca (2-1), con un tanto de José Carlos Lazo tras asistencia de Sergio Díaz. El paraguayo se estrenaba con el Castilla tras viajar y debutar con el primer equipo en la gira de pretemporada. Nuevamente el rival era de categoría superior. 

La pretemporada a domicilio se cerraría con la visita a Mérida en la que se cayó ante el equipo extremeño por la mínima en un encuentro en el que debutaría Fede Valverde y en el que Dani Gómez -juvenil debutante- tendría la ocasión más clara. El último encuentro en casa se disputaría ante el Valladolid Promesas en el que el equipo blanco caería derrotado por dos goles.

El comienzo de la temporada sí fue notablemente mejor. El Castilla se estrenaba en casa ante la complicada Real Sociedad B, un filial muy peligroso que siempre ha demostrado su saber estar en el campeonato doméstico. Santiago Solari hizo debutar a Luca Zidane como titular -Carlos Abad fue expulsado el último encuentro de la pasada campaña-, así como a Sergio Díaz, Mario Hermoso y Achraf Hakimi. Quién no pudo debutar fue Fede Valverde por el riesgo de que pudiesen coincidir demasiados jugadores con ficha juvenil en el verde, con el consiguiente riesgo de cometer alineación indebida. El encuentro fue espectacular, y seguramente será perfectamente recordado por la actuación de Sergio Díaz. El delantero paraguayo anotó dos de los tres goles logrados e hizo sumar los primeros tres puntos en la categoría de bronce a su nuevo técnico. Los debates sobre el gol desaparecieron en un instante, y eso que las bajas de Mariano Díaz y Borja Mayoral se presagiaban difíciles de hacer olvidar, como así acabó sucediendo. Álvaro Odriozola, quien se convertiría en jugador de la primera plantilla del Real Madrid en el futuro, jugó como titular en las filas del equipo donostiarra. Era un rival habitual pues se le había visto las dos temporadas anteriores en estos choques de liga.

En la imagen: Sergio Díaz celebra su gol junto a Lin Liangming y José Carlos Lazo -único partido disputado antes de salir cedido al Villarreal- (57).

El calendario deparó un llamativo inicio de competición, enfrentándose el filial blanco de manera consecutiva a cinco equipos vascos en las cinco primeras jornadas. Lo cierto es que el equipo obtuvo la victoria en los tres primeros compromisos en casa correspondiente a las Jornadas 1ª, 3ª y 5ª respectivamente. Así, el equipo que ya había superado a la Real Sociedad, también ganó al SD Amorebieta (3-2: goles de Fede Valverde -primer gol con el Castilla, Enzo Zidane y Sergio Díaz), en un día en que tuvo su debut oficial Franchu Feuillassier, y a la SD Leioa (1-0) en que un penalti ejecutado por Enzo Zidane sobre la bocina dio la victoria. Ahora bien, fuera de casa la cosa no estaba yendo tan bien al no conocerse la victoria, pues el equipo cayó derrotado a las primeras de cambio en el Stadium Gal (1-0) ante la Real Unión de Irún -Jornada 2ª- y un formidable Carlos Abad logró salvar un punto ante la SD Gernika en un encuentro que terminó empatado (0-0) -Jornada 4ª-. Los madridistas al término de estas cinco jornadas lograron su mejor posición del campeonato: la tercera plaza con 10 puntos de 15 posibles.

La dinámica estaba siendo claramente positiva y el equipo no se venía abajo, de hecho el equipo se mantuvo muy fuerte en la siguiente Jornada 6ª, logrando un empate ante el siempre complicado CF Fuenlabrada (terminó la temporada en tercera posición) gracias a un gol de Achraf Hakimi en los minutos finales (1-1). Y si bien las dos siguientes jornadas no fueron buenas, pues el CF Rayo Majadahonda asaltó el Alfredo di Stéfano, que se encontraba inmaculado (0-1), y el CD Toledo derrotó al filial en el Salto del Caballo (1-0), en el día en que Abner Almeida y Víctor Campuzano pudieron debutar en la presente campaña, el equipo volvió a completar otra gran racha: 12 puntos de 18 posibles, y manteniéndose invicto durante seis encuentros. 

Para lograrlo, sumó tres victorias en casa que se alternaron con tres empates a domicilio. La primera victoria fue ante el Yugo UD Socuéllamos (3-0), goleada por mediación de Enzo Zidane, Nikolaos Vergos -primer gol como madridista- y Martin Ødegaard. A dicho partido le siguió un empate ante la SD Zamudio (2-2) gracias a los tantos de Mario Hermoso y Aleix Febas. Este punto dejaba al Castilla como octavo clasificado al término de la Jornada 10ª.

El equipo regresó al Alfredo di Stéfano, y allí superó al Bilbao Athletic (1-0), en cuyas filas jugaba el reconocido guardameta Unai Simón al que precisamente robó la cartera el paraguayo Sergio Díaz arrebatándole el balón de los pies para anotar el único gol del partido. Muy cerca estuvo también el Castilla de ganar en el Estadio de Lasesarre, tras ir ganando hasta los minutos finales con gol de Aleix Febas a un viejo como conocido como el Barakaldo CF. Sin embargo, un tanto en el descuento privó al Castilla de los tres puntos y tuvo que conformarse con su reparto.

En la imagen: Martin Ødegaard protege el balón mientras es objeto de falta (58).

La historia volvió a repetirse, pues el conjunto madridista cosechó una nueva victoria en la Ciudad Real Madrid ante el Sestao River Club (2-0) con goles de Sergio Díaz y Martin Ødegaard, y un nuevo punto obtenido a domicilio ante el Arenas Club (1-1: gol en propia de Fernando Cabrero).

Quedaban cinco jornadas para cerrar la primera vuelta, y si bien el equipo dirigido por Santiago Solari no se encontraba en puestos clasificatorios al término de esta buena racha (Jornada 14ª), ya acariciaba con la yema de los dedos los mismos. Sin embargo, apareció sorpresivamente una bestia negra para el plantel merengue, un equipo que se estrenaba en el Grupo II tras modificarse el habitual patrón de confección de grupos por parte de la Real Federación Española de Fútbol. Dicha bestia negra, se encontraba además en un momento muy delicado en la clasificación, y vino a Madrid prácticamente a resucitar. Los pupilos blancos se enfrentaron ante la UD Logroñés que goleó 0 a 4 al equipo blanco. Sergio Reguilón, se encontraba cedido nuevamente en el conjunto riojano pero no pudo jugar por motivos contractuales. 

A este doloroso resultado volvió a sumarse otra derrota como visitante ante la UD San Sebastián de los Reyes (2-1), con un gol no concedido de Mario Hermoso como protagonista (59), y que junto al gol de libre directo de Martin Ødegaard hubiese supuesto el empate. El traspiés como local y la polémica arbitral, anímicamente hizo daño a los jugadores del filial. Y la situación se agravó cuando los pupilos de Santiago Solari no pasaron del empate ante el CDA Navalcarnero (1-1: gol de Javi Sánchez) en el Alfredo di Stéfano, con inestimable ayuda arbitral nuevamente pues el filial jugó con nueve jugadores. Aún así el equipo logró sumar un punto en su visita ante el CD Mensajero (2-2) gracias a los goles de los dos arietes: Víctor Campuzano -primer gol como madridista- y Nikolaos Vergos. Solamente quedaba un único partido para cerrar el año y la primera vuelta: el enfrentamiento ante el líder.

En la imagen: Álvaro Tejero pelea un balón contra Adrián Mancebo, futuro jugador del Castilla (Sanse) (60).

Como suele pasar en equipos rebosantes de calidad y juventud, los partidos más difíciles son los que mejor se compiten. Y posiblemente el partido que mejor defina el potencial del equipo en esta temporada fue la contundente victoria ante el Albacete Balompié en el Alfredo di Stéfano (3-1), ante un rival que solamente había perdido un encuentro en 18 jornadas, gracias a los goles de Víctor Campuzano, Enzo Zidane de libre directo y Fede Valverde. Héctor Fernández maquilló el resultado en el ecuador del segundo acto. Los tres puntos obtenidos dejaban al equipo como séptimos clasificados, con 28 puntos, y a tan solo un punto de los puestos de promoción. La clasificación se encontraba realmente apretada salvo para el conjunto albaceteño que estaba totalmente escapado en la primera posición.

En la imagen: Fede Valverde celebra su gol ante el Albacete seguido por Enzo Zidane (61).

Este partido sería muy especial para Martin Ødegaard pues fue el último que disputó con el segundo equipo del Real Madrid. Tocaba hacer las maletas en calidad de cedido al Sport Club Heerenveen de la Eredivisie (liga holandesa). Pocas fechas después también saldría Borja Sánchez cedido al Mallorca B ante la falta de oportunidades.

La segunda vuelta daba comienzo, y los 28 puntos logrados, dejaban al filial acariciando otra vez el playoff de ascenso. Y esta vez sí lograrían colarse los de Santiago Solari en los mismos tras conseguir su primera victoria a domicilio del curso ante la Real Sociedad B (1-2) como cuarto clasificado. Los goleadores del encuentro fueron Adrián Lapeña, en propia puerta al igual que el curso pasado, Muguruza para los donostiarras, y Enzo Zidane convirtiendo un penalti para la victoria final. 

Dicha acción antirreglamentaria que dio origen al penalti se cometió sobre Aleix Febas, quién quizás más, hizo sumar al equipo en acciones individualidades y de regate, tras una sensacional jugada personal dentro del área del ilerdense. Su desborde y capacidad regateadora fue un recurso muy útil durante toda la temporada en estos partidos atascados donde un cerrojo te pide avanzar, y de hecho, acabó dando puntos como ante la SD Leioa en la primera vuelta, cuando también se inventó una internada que acabó en penalti. Enzo Zidane, que venía de marcar de libre directo en la anterior jornada, materializó tanto aquel penalti como el ejecutado en las Instalaciones Deportivas de Zubieta, demostrando una fiabilidad y sangre fría, clave en cualquier jugada a balón parado, pues también se encargaba de la ejecución de los corners y otras jugadas de estrategia. Además, Carlos Abad perdió su puesto como guardameta titular tras ese partido, comenzando Santiago Solari a alinear a Luca Zidane en los sucesivos encuentros.

En la imagen: Enzo Zidane celebra un gol junto a Fede Valverde (62).

Ahora bien, todo lo bien que salieron las cosas al equipo blanco en la primera vuelta durante las cinco primeras jornadas, se complicaron en esta segunda. El Real Unión volvió a superar a los madridistas, en esta ocasión en el Alfredo di Stéfano (1-2, con gol de Víctor Campuzano que se encontraba en buena dinámica), y el equipo cosecharía tres empates consecutivos con tres discretos arbitrajes: SD Amorebieta (2-2: goles de Víctor Campuzano y Aleix Febas), SD Gernika (0-0) y SD Leioa (1-1: Javi Sánchez). A pesar de todo, el equipo no dejaba de sumar, y seguía sobre la estela del cuarto clasificado.

Y por fin volvería el equipo a disfrutar la sensación de ocupar posiciones de playoff, y lo más importante, lo hizo durante varias jornadas consecutivas. El Castilla superó al CF Fuenlabrada como local en la Jornada 25ª, gracias a los tantos de Luismi Quezada y Víctor Campuzano, se vengó del CF Rayo Majadahonda en el Cerro del Espino (0-1) gracias a un gol de Fede Valverde, pero cayeron ante el CD Toledo en el Alfredo di Stéfano (0-2). Por aquél entonces ya acumulaban dos victorias consecutivas y cinco partidos sin perder, y se encontraban consolidados en la cuarto posición. Una lesión de Luca Zidane, que venía completando buenos partidos, hicieron regresar a Carlos Abad al once titular.

En la imagen: Luca Zidane y Luismi Quezada ante el Fuenlabrada (63).

La derrota ante el CD Toledo no hizo perder la clasificación en los playoffs. El equipo superó al Yugo UD Socuéllamos (1-3) y SD Zamudio (1-0) con Nikos Vergos como protagonista destacado pues anotó un doblete el primer encuentro, el otro gol fue de Luismi Quezada, y el único tanto anotado ante el equipo vasco. Sin embargo, el Bilbao Athletic ganó al equipo filial en las Instalaciones de Lezama (2-1: autogol de Unai Núñez) en un partido en que el equipo mereció más y en el que se llegó a fallar hasta un penalti. Esta derrota, en el seno de la Jornada 30ª, sí supuso la pérdida de la cuarta posición que no llegaría a recuperarse más en el curso.

Y aquí llega la parte trágica de este relato: cuando tan solo faltaban ocho jornadas y el plantel dirigido por Santiago Solari era uno de los candidatos a ocupar los puestos de promoción, las cosas se precipitaron. Si bien primeramente el Castilla superó al Barakaldo (2-1), uno de los grandes rivales de este equipo y rival directo por la parte alta de la clasificación, gracias a los goles de Luismi Quezada y Álvaro Tejero. El segundo equipo del Real Madrid inició su abrupta caída.

Restaban siete jornadas por disputarse, y el Castilla no logró sumar ninguna victoria en ese tramo final. La racha comenzó con tres derrotas consecutivas ante las que el equipo no se supo levantar. Sestao River (1-0), Arenas Club (1-3), con el único gol en esta racha de Luismi Quezada, y UD Logroñés (4-0), dolorosos resultados que ahondaron en la herida todavía abierta tras caer ante el Bilbao Athletic, cuando el equipo soñaba con seguir disfrutando de la posible promoción. 

En la imagen: Achraf Hakimi se intenta marchar en velocidad de un rival del Arenas Club (64).

El filial cogió aire al empatar ante la UD San Sebastián de los Reyes (1-1) gracias a un gol de Víctor Campuzano en un partido en el que Adrián Mancebo, fichaje confirmado para la siguiente temporada dejó su carta de presentación. Eso sí, volvió a caer derrotado el filial ante el CDA Navalcarnero (2-0) en un campo bastante impracticable. 

Santiago Solari quiso reconocer en rueda de prensa que su equipo llegaba con la tranquilidad de no estar en una situación complicada por la permanencia, gracias al importante trabajo de los jugadores los meses anteriores y a todos los puntos logrados. De hecho, no hacía ni dos meses que el equipo estaba en los puestos de promoción. De todo ello parecía deducirse que el entrenador argentino no confiaba del todo en lograr levantar al equipo dentro de esa situación de casi caída libre en que se encontraba, y realmente es lo que sucedió. Siempre se ha dicho que cuando un filial entra de lleno en una mala dinámica prolongada, está condenado al descenso casi siempre, porque psicológicamente jugadores tan prematuros olvidan su enorme calidad y solamente tienen en mente la inseguridad que están padeciendo.

Sus jugadores volvieron a caer como locales ante el CD Mensajero (0-1), y aunque rescataron un último punto en la jornada ante el líder el Albacete Balompié (0-0) en un partido sin nada en juego en que debutó Gorka Zabarte de manera oficial, la despedida del equipo y de varios jugadores resultó demasiado amarga. En consecuencia, el equipo terminó como undécimo clasificado con 51 puntos a su favor, poniendo fin a una campaña que quedó resumida por Santiago Solari en una sola frase: “una temporada donde no hemos tenido mucha pólvora y que se nos acabó en el último mes”. Faltó mucho gol, no logrando estar la delantera a la altura de las circunstancias esperadas.

Para mayor contratiempo, Francisco Manuel Tena sufrió una importante lesión de larga duración en el mes de mayo que privó al Madrid de contar con el futbolista al inicio de la siguiente campaña.

Era el momento de que muchos mirlos, con ya varios años completados, se despidieran: Javi Muñoz, Enzo Zidane, Cristian Cedrés, Abner Almeida, Álex Salto y quién posiblemente fuese el nombre más reconocible de este equipo: Aleix Febas.

En la imagen: Los jugadores titulares ante el Arenas Club guardan un minuto de silencio. (Izquierda a derecha) Achraf Hakimi, Enzo Zidane, Carlos Abad, Philipp Lienhart, Jaime Seoane, Víctor Campuzano, Mario Hermoso, Aleix Febas, Javi Muñoz, Sergio Díaz y Abner Almeida (65).

Y tras este relato, voy a introducir mi reflexión sobre todo este curso, o dicho de otro modo mi visión de los hechos y a las conclusiones que he ido llegando con el paso del tiempo, pues considero que pueden ayudar a entender algunas decisiones dentro del propio Real Madrid. Si bien viví con intensidad esta temporada, al igual que las anteriores y posteriores, reconozco que no poseo la verdad absoluta ni fui yo responsable de tomar ninguna decisión, ergo estamos simplemente ante mi propia óptica.

El equipo obtuvo grandes resultados durante las primeras treinta jornadas, y llegó al último tercio de la temporada en puestos de promoción, pero en cuanto a sensaciones, no terminaba de convencer la puesta de escena del equipo a medida que se alcanzaba el tramo final, consecuencia principal de la falta de acierto protagonizada durante varios momentos, que sumado a algunos malos resultados y polémicas arbitrales, hizo que aparecieran dudas en varios jugadores, que además se estaban conociendo por primera vez tras las múltiples salidas y las nuevas incorporaciones. 

En definitiva, al Castilla le pasó como a la mayoría de filiales en su primer año cuando se mantienen pocos jugadores: le acabó superando la competencia de una categoría tan madura en cuanto las cosas vienen mal dadas. Y si el equipo planteó en todo momento partidos muy trabajados, el juego del Castilla fue en todo momento de control y de posesión, aunque intentando minimizar los riesgos en una categoría donde un gol vale tanto. Un dominio que ante la carencia de un verdadero goleador, hizo complicados algunos encuentros, en que los jugadores se fueron con la sensación de darlo todo para acabar muriendo injustamente en la orilla.

Y este juego dubitativo alcanzó su peor versión al final de la campaña, cuando el conjunto se desinfló al abandonar los puestos de playoff en un partido en que merecieron más. Algo cambió al terminar el mes de marzo al equipo, quizá por la juventud e inexperiencia de la mayoría de los jugadores, o puede que porque algunos tenían ya la mente en la siguiente campaña en sus nuevos equipos, pero el plantel dirigido por Santiago Solari, acabó viviendo su particular ‘Día de la Marmota’ en dicho tramo final, cuando durante las últimas siete jornadas se vieron incapaces de ganar. No queda claro que fue lo que realmente sucedió, fue obvio que la falta de acierto se convirtió en constante, y que resultó especialmente dolorosa al comprobar que, por ejemplo, a Sergio Díaz quién acumulaba cinco goles a principios de noviembre (66), de forma sorpresiva se le acabó la suerte goleadora y no pudo volver a ver puerta a pesar de participar en un total de treinta y seis encuentros. Pero es que pasó algo parecido también con Víctor Campuzano, jugador diferencial cara a gol en diciembre y enero, así como en el caso de Nikolaos Vergos que arrancó marzo del mejor modo posible. Sin embargo, a todos ellos se les apagó prácticamente la pólvora cuando el equipo se jugaba realmente la promoción, y se notó drásticamente en el caso del paraguayo. Su situación goleadora parecía generarle una ansiedad terrible y un deseo constante de reivindicarse, tratando de hacer la jugada imposible con la que recuperar la confianza, lo que hizo todo mucho más difícil pues estaba llamado a ser uno de los líderes en la faceta ofensiva. No fue por supuesto el único responsable, pero creo que sirve para ejemplificar bien la situación.

Pero a pesar de todos estos inconvenientes, que se han ido desgranando durante la lectura, el técnico Santiago Solari se encontró esta situación llegado el mes de abril, con el equipo totalmente salvado, y mantuvo la máxima que venía aplicando todo el año: encontrar el equilibrio entre formación y competición (67), olvidándose de los resultados más inmediatos, y no optando por la solución más fácil que era la de introducir importantes novedades desde el Juvenil A y sustituyendo a los que se encontrasen mal o superados por la situación y no volver a darles una oportunidad.

En la imagen: Mario Hermoso, jugador que aportó veteranía a la zaga, ante el Rayo Majadahonda (68).

Pero el técnico argentino no estaba allí para eso, y siempre tuvo claro cuál fue su rol y por eso siempre se ha encontrado tan bien valorado internamente. Por supuesto que su trabajo era ganar partidos y conseguir grandes resultados, y decir que tuvo un trabajo sobresaliente en este aspecto sería faltar a la verdad, pero antes de eso, su misión principal era la de hacer crecer a unos chicos en los que la Dirección Deportiva tenía puestas grandes esperanzas, y cumplir su cometido pasaba por protegerles y recuperarles en el verde y para el verde, no en señalarles cuando realmente ya nada quedaba en juego. Puesto que un filial no es un equipo normal, y sus determinaciones, en consecuencias son distintas.

Cierto es que lo ideal hubiese sido que su estrategia hubiese dado sus frutos recuperando sus pupilos su mejor nivel en el césped, superando la crisis con una serie de victorias de despedida, pero también es cierto que el tramo final del curso resultó tan duro que algunos jugadores se vieron mentalmente superados, pero aún así tuvieron un técnico que no dejó de apoyarles y aconsejarles para mejorar su carrera. Y esta situación sí les hizo mejores futbolistas, otorgándoles especial fortaleza en el plano psicológico, y la mejor muestra de ello es como la mayoría de jugadores que participaron en la temporada que comentamos han acabado formando parte de plantillas de equipos que militan en categorías superiores. El técnico argentino solía decir en sus comparencias a los medios: “estamos ante un año de formación”, y desde la perspectiva que te da el tiempo transcurrido, parece que tenía razón aunque no se viese tan nítidamente a lo largo de la temporada.

En paralelo a este final de campaña, y como motivo sin duda de alegría, el Real Madrid como entidad deportiva volvía a conseguir una gesta histórica -esta vez su equipo juvenil-, sumando un triplete histórico nunca antes logrado: Liga (Grupo 5 de la categoría División de Honor Juvenil), Copa de Campeones Juvenil y Copa del Rey Juvenil. José María Gutiérrez ‘Guti’ y Alberto Garrido dirigieron al equipo hasta un éxito nunca antes logrado y que llenaba de ilusión a los seguidores de la cantera. Solamente faltó la UEFA Youth League, tras apearse el equipo ante el Benfica en las semifinales en Nyon, en un partido en que destacó la figura de João Félix y en el que Moha Ramos no tuvo su mejor día. A pesar de ello, el Real Madrid quedaba como uno de los cuatro mejores equipos de Europa. La próxima generación estaba más que capacitada para defender el escudo del mejor equipo del mundo.

Por su parte La Fábrica cerró la temporada con siete campeonatos conseguidos y dos subcampeonatos logrados. Además, se anotaron 1.543 goles a favor entre todas las ligas y solamente se encajaron 280 goles.

 

Relación de jugadores:

Posición Nombre Convocatorias Jugados
Portero Luca Zidane 18 8
Portero Carlos Abad 35 27
Portero Álex Craninx 23 3

 

Posición Nombre Convocatorias Jugados Goles a favor
Defensa Achraf Hakimi 30 28 1
Defensa Mario Hermoso 33 33 1
Defensa Luismi Quezada 31 25 4
Defensa Philipp Lienhart 30 26 0
Defensa Javi Sánchez 21 13 2
Defensa Álvaro Tejero 35 30 1
Defensa Gorka Zabarte 2 1 0
Defensa Abner Almeida 28 21 0
Defensa Álex Martín 2 0 0
Defensa Álex Salto 21 4 0
Defensa Carlos Cobo 1 1 0

 

Posición Nombre Convocatorias Jugados Goles a favor
Centrocampista Fede Valverde 30 30 3
Centrocampista Enzo Zidane 34 32 5
Centrocampista Aleix Febas 36 36 3
Centrocampista Javi Muñoz 28 26 0
Centrocampista Jaime Seoane 27 19 0
Centrocampista Borja Sánchez 7 1 0
Centrocampista Francisco Tena 28 22 0
Centrocampista Martin Ødegaard 13 13 3
Centrocampista José Carlos Lazo 1 1 0
Centrocampista Franchu Feullasier 1 1 0
Centrocampista Mario Rodríguez 22 15 0
Centrocampista Cristian Cedrés 32 19 1
Centrocampista Lin Liaming 24 7 0

 

Posición Nombre Convocatorias Jugados Goles a favor
Delantero Sergio Díaz 36 36 5
Delantero Nikolaos Vergos 28 25 5
Delantero Víctor Campuzano 27 25 6

Los capitanes del equipo fueron Enzo Zidane, Javi Muñoz, Aleix Febas y Mario Hermoso.

Los siguientes jugadores participaron con el primer equipo en encuentro oficial o fueron convocados en encuentro oficial:

Posición Nombre Convocatorias Jugados
Defensa Achraf Hakimi 2 0
Defensa Álvaro Tejero 4 2
Centrocampista Martin Ødegaard 2 1
Centrocampista Enzo Zidane 3 1

 

Clasificación:

Clasificación Equipos Ptos PJ Victoria Empate Derrota GF GC
1 Albacete 69 38 20 9 9 64 36
2 CD Toledo 65 38 19 8 11 38 34
3 Fuenlabrada 63 38 18 9 11 54 42
4 R. Majadahonda 61 38 16 13 9 43 35
5 Leioa 60 38 16 12 10 53 42
6 UD Logroñés 56 38 15 11 12 50 33
7 Real Unión Irún 56 38 14 14 10 39 38
8 Bilbao Ath. 56 38 15 11 12 45 33
9 Arenas de Getxo 55 38 14 13 11 50 46
10 R. Sociedad B 52 38 13 13 12 55 43
11 RM Castilla 51 38 13 12 13 43 47
12 SD Gernika 49 38 12 13 13 47 52
13 Barakaldo 49 38 12 13 13 46 42
14 Amorebieta 48 38 13 9 16 47 47
15 Navalcarnero 47 38 11 14 13 38 42
16 Sanse 47 38 13 8 17 47 51
17 Mensajero 46 38 10 16 12 40 47
18 Yugo 38 38 10 8 20 42 62
19 Sestao River 37 38 8 13 17 28 46
20 SD Zamudio 22 38 5 7 26 33 84

 

Resultados:

Jornada Localidad Adversario Resultado
1 LOCAL Real Sociedad B 3:2
2 VISITANTE Real Unión 1:0
3 LOCAL SD Amorebieta 3:2
4 VISITANTE Gernika 0:0
5 LOCAL SD Leioa 1:0
6 VISITANTE CF Fuenlabrada 1:1
7 LOCAL R. Majadahonda 0:1
8 VISITANTE CD Toledo 1:0
9 LOCAL Socuéllamos 3:0
10 VISITANTE SD Zamudio 2:2
11 LOCAL Bilbao Athletic 1:0
12 VISITANTE Barakaldo CF 1:1
13 LOCAL Sestao River 2:0
14 VISITANTE Arenas Club 1:1
15 LOCAL UD Logroñés 0:4
16 VISITANTE UD Sanse 2:1
17 LOCAL Navalcarnero 1:1
18 VISITANTE Mensajero 2:2
19 LOCAL Albacete 3:1
20 VISITANTE Real Sociedad B 1:2
21 LOCAL Real Unión 1:2
22 VISITANTE SD Amorebieta 2:2
23 LOCAL Gernika 0:0
24 VISITANTE SD Leioa 1:1
25 LOCAL CF Fuenlabrada 2:1
26 VISITANTE R. Majadahonda 0:1
27 LOCAL CD Toledo 0:2
28 VISITANTE Socuéllamos 1:3
29 LOCAL SD Zamudio 1:0
30 VISITANTE Bilbao Athletic 2:1
31 LOCAL Barakaldo CF 2:1
32 VISITANTE Sestao River 1:0
33 LOCAL Arenas Club 1:3
34 VISITANTE UD Logroñés 4:0
35 LOCAL UD Sanse 1:1
36 VISITANTE Navalcarnero 2:0
37 LOCAL Mensajero 0:1
38 VISITANTE Albacete 0:0

 

Relación de bajas:

Jugador Equipo destino Período salida
Alfonso Herrero Real Oviedo B Mercado Verano
Fran Rodríguez Rea Zaragoza Mercado Verano
Sergio Reguilón UD Logroñés, cesión Mercado Verano
Jaime Sánchez. CE Sabadell, cesión Mercado Verano
Héctor Martínez CD Guijuelo Mercado Verano
José León Cultural Leonesa, cesión Mercado Verano
Lucas Torró Real Oviedo B Mercado Verano
Marcos Llorente Deportivo Alavés, cesión Mercado Verano
Fran Pérez Ganfornina UD Extremadura, cesión Mercado Verano
Jean Carlos Silva Granada CF B Mercado Verano
Álvaro Jiménez Getafe CF Mercado Verano
José Carlos Lazo Villarreal CF B, cesión Mercado Verano
Raúl de Tomás Real Valladolid CF, cesión Mercado Verano
Ismael Cerro Sporting de Gijón B Mercado Verano
Jordan Gaspar CE Sabadell, cesión Mercado Verano
Borja Mayoral VfL Wolfsburgo, cesión Mercado Verano
Borja Sánchez RCD Mallorca B Mercado Invierno
Martin Ødegaard Sportclub Heerenveen Mercado Invierno

 

Relación de empleados:

  • Santiago Solari: primer entrenador
  • Santiago Sánchez: segundo entrenador.
  • José María García Parrales: preparador físico.
  • Roberto Vázquez: preparador de porteros.
  • Juan Antonio Sancho: delegado de equipo.
  • David Casado: delegado del Estadio Alfredo di Stéfano.
  • Julio de la Morena: doctor.

Notas de página:

  1. Publicación de Pablo Polo para marca.com: ‘Roberto Carlos se entrena con el Castillahttps://www.marca.com/futbol/real-madrid/2016/10/28/5813219ee5fdeafa488b459f.html
  2. Fotografía de Ángel Martínez para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/07/el-castilla-2016-2017-comienza-la-pretemporada
  3. Publicación de Julio J. Sánchez Barreda a soymadridista.com: ‘Los cambios en la Segunda División B y en los banquillos del Alfredo di Stéfanohttps://soymadridista.com/hemeroteca/index.php/real-madrid/la-fabrica/castilla/item/6926-los-cambios-en-la-segunda-division-b-y-en-los-banquillos-del-alfredo-di-stefano
  4. Publicación de Tomas González-Martín para abc.es: ‘Juni Calafat, el cazador de talentos de Florentino Pérezhttps://www.abc.es/deportes/real-madrid/abci-juni-calafat-cazador-talentos-florentino-perez-202001152200_noticia.html
  5. Fotografía de realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/07/1-3-el-castilla-de-solari-se-estrena-con-victoria
  6. Fotografía de Víctor Carretero para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/08/3-2-espectacular-remontada-del-castilla-en-el-ultimo-minuto#slide7
  7. Fotografía de Ángel Martínez para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/10/1-0-sergio-diaz-da-el-triunfo-al-castilla-ante-un-rival-directo#slide13
  8. Crónica de Borja Miranda para realmadrid.com ‘2-1: Derrota con polémicahttps://www.realmadrid.com/noticias/2016/11/2-1-derrota-con-polemica
  9. Fotografía de Helios de la Rubia para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/11/2-1-derrota-con-polemica#slide7
  10. Fotografía de Pedro Castillo para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/12/3-1-el-castilla-se-impone-al-lider-en-el-di-stefano#slide3
  11. Fotografía de José Luis González-Redondo.
  12. Fotografía de Helios de la Rubia para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2017/02/2-1-el-castilla-se-coloca-cuarto-tras-vencer-al-fuenlabrada#slide17
  13. Fotografía de Antonio Villalba para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2017/04/1-3-demasiado-castigo-para-el-castilla#slide9
  14. Fotografía de José Luis González-Redondo.
  15. Publicación de Borja Miranda para realmadrid.com: ‘Sergio Díaz, el pichichi del Castillahttps://www.realmadrid.com/noticias/2016/11/sergio-diaz-el-pichichi-del-castilla–
  16. Entrevista de Nicolás Urbaneti para pregon.me (agosto de 2017) accesible en https://soymadridista.com/2017/08/18/solari-el-castilla-es-equilibrio-entre-formacion-y-competicion/
  17. Fotografía de Pedro Castillo para realmadrid.com https://www.realmadrid.com/noticias/2016/10/0-1-el-rayo-majadahonda-frena-la-racha-del-castilla-#slide9
Post recomendados

Escribe un comentario

CONTÁCTANOS

Escribe y pulsa Enter para buscar